El Tribunal Supremo prohíbe que los pagos a proveedores excedan los 60 días

pagos-proveedores

El pago de facturas a proveedores no podrá exceder el plazo de 60 días. Así lo avala el Tribunal Constitucional, tal y como se establece en la Ley de Morosidad.

La Sala de lo Civil del Alto Tribunal considera que todos aquellos contratos suscritos entre contratistas y subcontratistas cuyo pago exceda los 60 días se considerarán nulos de pleno derecho por contravenir el Código Civil. La sentencia estima el recurso de casación interpuesto por un contratista contra una unión temporal de empresas (UTE).

La única excepción que establece el Alto Tribunal para que los plazos puedan superar los 60 y hasta los 90 días es que los contratos verifiquen la conformidad de los bienes o servicios prestados. Sin embargo, en el contrato suscrito, el plazo establecido fue de 180 días que, además, fue interpuesto por la parte que realmente le favorecía, lo que fue considerado como abusivo por el Tribunal Supremo.

Esta sentencia supone una vuelta de tuerca más en lo que respecta a los pagos a proveedores. A pesar de que los plazos se han reducido de manera notable, la Ley de Morosidad no ha servido para acercarlos a lo que establece la ley, ni en el caso de las administraciones públicas ni en el caso de las empresas.

Aunque la sentencia se aplica sobre este caso particular, cualquier contrato suscrito que se pague en más de 60 días será nulo de pleno derecho si se interpone una denuncia ante el Tribunal correspondiente.

Fuente: Pymes y Autónomos

Deja un comentario