No existe la depresión postvacacional, según expertos

Mantener una actitud positiva y ser realista, son algunos de los consejos para facilitar la vuelta al trabajo

Queremos hacer eco de la noticia publicada en el portal de Europa Press en el que expertos afirman que la conocida depresión postvacacional es inexistente. Entonces, ¿por qué nos cuesta tanto volver al trabajo?

La depresión es una enfermedad psiquiátrica bien definida que afecta a unos seis millones de españoles y constituye la segunda causa de baja laboral en España, mientras que los síntomas que se presentan tras la vuelta al trabajo, después de las vacaciones, no se corresponden con los de una depresión ni ninguna otra enfermedad, según señalan diversos expertos.

El presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Jerónimo Saiz, recuerda que “la depresión postvacacional no existe porque no tiene entidad clínica”.

En su opinión, la vuelta al trabajo después de las vacaciones es simplemente una dificultad más de la vida que requiere adaptarse a una realidad que no siempre concuerda con las expectativas. “Si la depresión se asocia al regreso de las vacaciones es puramente una coincidencia. Aquéllos que la sufren estaban enfermos previamente”.

Síntomas como irritabilidad, insomnio o ansiedad que se manifiestan tras la vuelta al trabajo después del periodo estival de descanso y depende en gran medida de la satisfacción que se obtiene del trabajo, del regreso a horarios estrictos o del retorno a la rutina, entre otras circunstancias. Además, es más fácil que se produzca en profesiones que tiene que estar en contacto directo con las personas, de cara al público como profesores, comerciales, periodistas, etc.

Esta situación responde a un estado de ánimo más bien negativo entre los trabajadores que vuelven a sus puestos y que tiene que ver con el nivel de insatisfacción. Sería un sentimiento comparable, advierten los expertos, “al que se produce los lunes para muchos trabajadores, tras dos días de descanso y que, ahora, después de un mayor periodo de descanso, se produce de modo más acentuado”.

Es, por tanto, un malestar “transitorio y breve” que no requiere de atención médica ni de un tratamiento farmacológico, sino de un enfrentamiento a la realidad y de aceptación de la nueva situación.

Entre otros consejos recomiendan:  

1.      Mantener una actitud positiva

2.      Ser realista y dedicar tiempo para el ocio a diario

3.      Tomar las riendas de la propia vida

4.      No considerar las vacaciones como la solución a los problemas

5.      No buscar denodadamente la felicidad como obligación durante ese periodo

6.      Gozar del tiempo improductivo y aprovecharlo y descansar lo suficiente, pero no estar todo el día durmiendo.

Asimismo, aconsejan tratar de incorporarse a la rutina laboral de forma paulatina, y, en caso de poder hacerlo, dividir las vacaciones en dos ya que “el ritmo de vida es muy acelerado y el organismo requiere vacaciones de forma secuenciada”. Lo más recomendable es disfrutar de 15 días de vacaciones durante los primeros seis meses del año y del resto en el segundo semestre.

Fuente: EUROPAPRESS.ES

Lee el artículo completo

CINC, Centro de negocios y Asesoría de empresas

One Response to No existe la depresión postvacacional, según expertos

  1. neus coll dice:

    Recomiendo la lectura del artículo de hoy en El Economista bajo el titular: “¿Que si quiero ascender? No, gracias, prefiero la tranquilidad de mi puesto”, justamente el último párrafo concluye así: “El problema es la mentalidad de un país que tiene los ojos vendados ante un problema de competitividad: Se habla de depresión postvacacional en un momento en el que hay un 20 por ciento de paro. No lo entiendo.”

Deja un comentario